Parálisis Cerebral

Es una condición neurológica crónica (para toda la vida) que se caracteriza por provocar movimientos corporales alterados, retraso psicomotor y si no es tratada oportunamente, pueden producir deformidades en las extremidades y el tronco. Se distinguen cuatro tipos de parálisis, de acuerdo al nivel de la lesión: Monoparesia, diplejia, hemiplejia y tetraparesia.
La Parálisis Cerebral se produce por una alteración en el cerebro, que se genera cuando el sistema nervioso no ha terminado de madurar (antes de los 5 años de vida). Las causas se pueden presentar durante el embarazo, como son las malformaciones cerebrales, en el momento del parto, como la asfixia neonatal, y después del nacimiento y hasta los cinco años. Cualquiera sea la causa, se produce una lesión en el cerebro que es imborrable pero, que no empeora con el tiempo. Las consecuencias visibles en el cuerpo pueden empeorar si no se tratan.

Tratamiento

El objetivo es favorecer el desarrollo psicomotor del niño o niña, de acuerdo a su condición, evitar que se deformen las extremidades y el tronco, estimular el lenguaje, estimular el aprendizaje, integrar al sistema escolar, estimular a la familia a integrar al niño en actividades propias de su edad y contribuir a mejorar su calidad de vida.

Los planes de tratamiento, en Teletón, incluyen:

  1. Atención terapéutica: kinesiología, terapia ocupacional, fonoaudiología y psicología.
  2. Atención nutricional y dental.
  3. Manejo de espasticidad a cargo del médico fisiatra.
  4. Cirugía ortopédica y neuroquirúrgica, si se requiere.
  5. Ayudas técnicas: órtesis, mobiliario especial, carritos, sillas de ruedas, para apoyar desplazamientos, entre otros.
  6. Apoyo al proceso de inclusión educativa y social.

Signos y Síntomas

El principal síntoma es el trastorno del movimiento; el cuerpo de la persona puede ser más “duro” (espástico), más blando (hipotónico) o bien, presentar movimientos involuntarios o descoordinados. Se observan reflejos aumentados en las extremidades o temblores en las extremidades (clonus). Dependiendo de la severidad, se puede presentar dificultad para afirmar la cabeza, sentarse, gatear o caminar, y las personas que caminan, en general, lo hacen de una forma especial. También, pueden presentarse dificultades de aprendizaje, dificultades para escuchar, hablar y ver, alteraciones conductuales y emocionales, epilepsia, etc.

 

En rojo, las áreas afectadas por esta condición