Artrogriposis Múltiple Congénita

La Artrogriposis Múltiple Congénita (AMC) o Síndrome Artrogripótico es el diagnóstico que se le hace a niñas o niños que nacen con rigidez de dos o más grandes articulaciones, producto de una disminución de la movilidad mientras están en el vientre materno. La AMC puede comprometer las articulaciones de las extremidades superiores y/o inferiores y, a veces, asociarse a compromiso de la columna. No es una enfermedad progresiva y, generalmente, no involucra compromiso intelectual. Esta enfermedad no es hereditaria.

Se conocen más de doscientas enfermedades y condiciones asociadas al diagnóstico de Síndrome Artrogripótico. Algunas dicen relación con falta de espacio en el útero (escaso líquido amniótico, embarazo gemelar, útero pequeño), otras con alteraciones del sistema muscular o nervioso que llevan a que los niños o niñas, no tengan capacidad para moverse normalmente, finalmente, se relacionan con enfermedades genéticas o alteraciones cromosómicas. La causa más frecuente es la amioplasia en la que los tejidos normales de los músculos son reemplazados por tejido graso y fibrosis.

Tratamiento

Se requiere intervención de un equipo de profesionales (interdisciplinario) y la participación activa de los cuidadores. Los objetivos son: corregir las deformidades presentes y prevenir el desarrollo de nuevas deformidades, estimular y potenciar la capacidad para realizar actividades propias de la edad, desarrollar y fortalecer las condiciones familiares y del entorno para facilitar la máxima independencia e inclusión social.

El plan de tratamiento en Teletón incluye:
1) Atención terapéutica: kinesiología, terapia ocupacional y psicología
2) Cirugía ortopédica, si se requiere
3) Ayudas técnicas: órtesis, mobiliario especial, carritos, sillas de ruedas, para apoyar desplazamientos, entre otros
4) Apoyo al proceso de inclusión educativa y social.

Signos y Síntomas

Lo principal es la incapacidad de mover adecuadamente alguna de las articulaciones principales, las que se encuentran con un mayor o menor grado de rigidez. Secundariamente, el niño o niña puede nacer con deformidades de las extremidades y columna, o puede desarrollarlas a lo largo de su vida.

En rojo, las áreas afectadas por esta condición