Psicosocial

El área psicosocial está conformada por Psicólogos y Asistentes Sociales. El objetivo de la intervención es favorecer el proceso de rehabilitación e inclusión social, a través de la intervención psicosocial con el niño, niña, joven, su familia y comunidad, con énfasis en la protección de derechos.

Dentro de sus objetivos específicos, se encuentran:

  • Fomentar los factores protectores del niño, niña y joven y su familia para facilitar el  proceso de adaptación a la situación de discapacidad.
  • Contribuir a la disminución de los factores de riesgo, que puedan afectar el proceso de rehabilitación e inclusión social.
  • Intervenir en forma  oportuna en situaciones de crisis emocional y social cuando existen condiciones de vulnerabilidad.
  • Promover la inclusión social, mediante el trabajo coordinado con redes primarias y secundarias.

Para lograr los objetivos, psicólogos y asistentes sociales, realizan diversas  estrategias de intervención:

  1. Intervención individual dirigida a los niños, niñas y jóvenes y/o sus familias.
    • Realizadas por lo/as psicólogo/as: evaluaciones a nivel emocional, cognitivo, neuropsicológico, coordinación intersectorial e intervención psicoterapéutica dentro del contexto de la atención de rehabilitación, según criterios preestablecidos.
    • Realizadas por lo/as asistentes sociales: diagnóstico socio-familiar, orientación legal, coordinación intersectorial, orientación y gestión de beneficios institucionales y de la red social, preparación para el egreso e intervención social en situaciones de vulnerabilidad por diferentes factores familiares y/o medio ambientales.
    • Realizadas en dupla psicosocial, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y evaluación, en casos que se requiera.
  2. Intervención grupal dirigida a  los niños, niñas y jóvenes y/o sus familias, orientadas al fortalecimiento de habilidades parentales, a potenciar el desarrollo personal, al uso de las redes de redes  y la adaptación a la condición de discapacidad.
  3. Intervención en comunidad:
    • Intervenciones de promoción en la comunidad, principalmente en el contexto donde el niño, niña o joven se desenvuelve, con la finalidad de favorecer su participación e inclusión social.
    • Coordinación intersectorial en forma permanente, en terreno,  para facilitar el acceso a los beneficios y servicios de redes de apoyo (Municipios, Consultorios, Centros de Salud Mental, Hospitales, CCR, Escuelas, red de infancia, centros comunitarios, etc.).